Lotería no deseada

Supongo que se trató de un momento de mucha suerte, aunque no la deseara. Lo cierto es que al darle el primer mordisco a mi chocolate KitKat de inmediato tomé el teléfono y grabé lo que encontré, o más bien lo que no encontré.